Roscón de Reyes

Lo primero:

¡¡¡FELIZ AÑO NUEVO!!! ¡¡¡FELIZ 2012!!!

Photobucket

Sigo en mi pueblo, desconectada un poco de todo, pero prometo volver la semana que viene con un montón de recetas que he estado haciendo estos días. Por muchas razones he acabado por tener que felicitar el año por aquí seis días tarde, aunque me viene estupendamente para seguir felicitando…

¡¡FELICES REYES!!

Espero que todos hayáis sido muy buenos y que os hayan traído ¡muchas cositas dulces!

Photobucket

Ahora a lo que venimos, el roscón. En mi casa no somos muy de roscón, pero es algo que cada 5 ó 6 de enero siempre hay en casa. Mi yaya lleva muchos años intentando hacer uno casero, aunque con poco éxito. Este año encontré una receta en una revista antigua rondando por casa y me puse yo misma al tema. ¡Qué buena idea! Es un proceso laborioso, no nos vamos a engañar, pero muy satisfactorio, al menos para mí.

Ayer mismo estuve con esta receta, creo que nunca había sido tan rápida para poner una receta en el blog, pero es que el día lo merece, definitivamente. Ni siquiera he editado las fotos, a ver qué tal. Esta mañana he desayunado roscón casero y con un poco de suerte quizás alguien pueda preparar todavía este roscón tan rico para merendar.

Photobucket

ROSCÓN DE REYES

Masa madre

10 gramos de levadura prensada
75 mililitros de agua templada
75 gramos de harina de fuerza

Masa normal

35 gramos de azúcar
20 gramos de manteca de cerdo
1 cucharadita de sal
1 cucharadita de ralladura de limón
65 mililitros de agua
1 huevo M
250 gramos de harina de fuerza

Decoración

1 huevo
azúcar
frutas confitadas, almendra laminada…

Para preparar la masa madre, calentar un poco el agua y diluir en ella la levadura prensada. Incoroporarla a los 75 gramos de harina y mezclar bien. Se obtiene una masa relativamente líquida. Tapar este bol con papel film y dejar reposar hasta que doble su tamaño (unos 20 minutos) en un lugar sin corrientes de aire, a temperatura ambiente más bien cálida.

Mientras leva la masa madre, preparar los ingredientes de la masa normal. Poner en un bol el azúcar, la manteca, la sal, la ralladura y el agua y batir ligeramente. Añadir el huevo y volver a batir. Por último incorporar la harina. Lleva mucha harina para la masa que hay, así que es difícil de mezclar y amasar. Por esto, para hacer este proceso es bastante necesario o mucha paciencia y mucha fuerza en las manos, o utilizar un robot de cocina que haga el amasado, o por lo menos las varillas amasadoras de alguna batidora. Por suerte tengo unas varillas amasadoras, que ya me veía yo dándole con la mano a la masa. En realidad acabé haciéndolo, ya que se consigue una masa muy compacta que se me desmigaba en el bol.

Cuando las dos masas estén listas (la masa madre levada y la masa normal mezclada) se integrarán. Yo puse la bola de la masa normal en el bol de la masa madre, porque me pareció un proceso más limpio. Hay que lograr integrar ambas masas en una masa que tendrá una consistencia algo pegajosa pero homogénea. Es un proceso trabajoso en el que vuelve a hacer falta una ayuda mecánica.

Para acabar, hay que darle forma al roscón. Diría que es la parte más divertida, sobre todo después de tanto rato con las otras masas. Llegados a este punto yo tuve que quitarme el jersey del sofoco que tenía encima. Formar el roscón en la bandeja de horno que vayamos a usar espolvoreada con harina. Tapar con un trapo ligeramente húmedo y dejar levar durante dos horas.

Personalmente no dejan de sorprenderme las masas que levan. Alucinante. Magia.

Photobucket

Antes de que pasen las dos horas de levado, precalentar el horno a 230ºC. Preparar un huevo batido y las decoraciones del roscón. A mí no me gustan nada las frutas confitadas, así que rehidraté con un poco de agua con azúcar unos arándanos. También preparé azúcar glas para espolvorear el roscón, aunque ahora sé que el azúcar normal es mejor para este paso.

Pintar el roscón ya levado con el huevo y decorarlo con lo que se desee. Meterlo a media altura en el horno y hornear durante 15 minutos.

¡Ya está listo!

Photobucket

Cuando el roscón se haya enfriado, cortarlo por la mitad y rellenarlo con nata montada o, de nuevo, con lo que se desee.

Roscón de reyes personalizado, al gusto y ¡¡riquísimo!!

Photobucket

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s